RUTA 4 - Valle del Árrago
Cadalso, Descargamaría y Robledillo de Gata.

 

 Este valle regado por el río que lleva su mismo nombre, Árrago, abarca tres poblaciones: Cadalso, Descargamaría y Robledillo de Gata

Precisamente el citado río crea a su paso por estos 3 territorios bellas piscinas naturales y  riega las numerosas huertas de frutales y hortalizas que por allí hay.

 Comenzamos el itinerario por tierras de Cadalso, emplazada en el curso alto del río Árrago. Esta localidad ocupa un valle abierto y extenso al Sur de la Sierra de Las Jañonas.

Esta localidad ofrece al viajero, gracias a su cercanía con el río, un magnífico paisaje, además de una casco marcado por la presencia de 2 importantes construcciones, una civil y la otra religiosa: la casa blasonada del rey Alfonso XI, que le servía de estancia temporal durante la época de caza por estas tierras, es una interesante vivienda con portada de cantería y escudo exterior  perteneciente a la Orden de Alcántara y acompañada de 2 castillos. La iglesia de la Concepción, elevada a base de mampostería granítica, data de finales del XV o principios del XVI cómo indican los detalles góticos- renacentistas de la nave y cabecera.Su fachada exterior de cantería labrada posee apariencia de fortaleza.

El arquitecto de tal encomienda fue Pedro de Ybarra, Maestro Mayor de la Orden alcantarina y del Obispado de Coria.

Su magnífico retablo mayor de estilo barroco, consta de 3 partes: el banco, dos cuerpos y un ático. En el banco se presentan relieves de los 4 evangelistas; en los 2 cuerpos, esculturas de los apóstoles y en el ático el Calvario: la Virgen con el Crucificado y San Juan a los lados, con los  arcángeles San Miguel y San Rafael en los extremos. Sus creadores fueron el arquitecto Alonso de Balbás y el escultor Pedro de Sobremonte.

 

Es interesante también visitar la ermita del Cristo a la entrada del pueblo,-la única que queda pues la de Santa Bárbara desapareció-, realizada con un estilo sencillo durante el siglo XVI cobija un Cristo Crucificado del siglo XVII y un besamanto del púlpito.

Descargamaría es la segunda población en nuestra ruta, rodeada de altas montañas como el pico de Gomara (1170 m.)al oeste, presenta unas calles angostas y quebradas, la construcción de pasadizos de una acera a otra y un revestimiento de barro sobre las casas de una tonalidad marrón-rojiza.

Hasta mediados del siglo XX, concretamente en el año 1958, esta localidad perteneció al Obispado de Ciudad Rodrigo, a partir de esta fecha al de Coria- Cáceres.

Destacar la iglesia de San Juan El Hospitalario (s.XVI), de una sola nave y a la que se accede por dos portadas; la del lado del Evangelio es la que habitualmente se utiliza y la más importante, resguardada  por un pórtico renacentista con 3 columnas de granito, fue tal vez creada por el artífice Pedro de Lanestosa “el Viejo”, quien intervino también en el pórtico de la parroquia de Robledillo y de ahí la similitud entre ambos.

Su magnífico retablo mayor realizado en madera de pino y nogal data del siglo XVI .

Su arquitectura es muy clasicista, con una iconografía dedicada a San Julián el Hospitalario, patrón del pueblo. Cuenta la leyenda que siendo de linaje noble, un día fue a cazar y un ciervo le auguró que mataría por error a sus padres. A pesar de que él abandonó su hogar, no pudo evitar que se produjera tan dramático suceso, entonces arrepentido, se retiró a la margen de un enorme río para hacer penitencia, ayudar a los peregrinos a cruzarlo y fundar un hospital.

Son varias etapas constructivas las que se diferencian en el templo, quizás la más primitiva corresponden a la ejecución de la nave a finales del siglo XV o inicios del XVI.

Pero antes de abandonar Descargamaría, hay que visitar las ermitas del Cristo del Humilladero (s.XVI), a la llegada al pueblo, la cual mantiene un retablo plateresco decorado con relieves pasionistas y la ermita del Santo Cordero (s. XV y XVI) con ábside decorado al  estilo mudéjar.

Y por último, nos dirigimos a la pintoresca localidad de Robledillo de Gata, perteneciente al grupo de pueblos declarados Conjunto de Interés Histórico Artístico, y que sirve de vía de comunicación con la vecina Salamanca.

Enmarcado por elevadas montañas, este curioso pueblo ofrece una magnífica panorámica de la zona desde lo alto del Puerto Viejo al que se accede por un camino que antaño fue calzada romana.

Robledillo se caracteriza por su singular urbanismo donde abundan túneles y pasadizos, balconadas, adobes rojizos, angostas callejas, casas entramadas de 3 alturas con pronunciados aleros de madera y esgrafiados o dibujos geométricos en las fachadas.

La iglesia de Ntra. Sra. De La Asunción (s.XVI) es el monumento religioso más destacado de la población, realizado en mampostería enlucida, refuerzos de sillería y de planta rectangular, resalta por su atrio exterior formado por diez columnas y su pavimento de lajas de pizarra creando motivos geométricos. El pórtico presenta un friso esgrafiado, cuya temática es una jarra de azucenas, aludiendo a la Virgen María., con adornos a los lados.

El retablo mayor lo preside dentro de una hornacina Nuestra Señora de la Asunción, patrona del pueblo, además de los 4 retablos que adornan los muros de la iglesia.

También en su interior, la sacristía, de estructura rectangular, presenta un  artesonado mudéjar correspondiente al siglo XVI; en una urna que hay bajo el altar mayor se encuentra una escultura del Cristo yacente de estilo barroco (siglo XVII) y hacia la que los robledillanos demuestran una gran devoción; en el presbiterio existe una inscripción romana dedicada a Júpiter Optimo y Máximo.

Los esgrafiados más curiosos e interesantes los podemos encontrar en el antiguo Hospital de San Antonio (s. XV), conservados en la fachada exterior, simbolizan temas referentes a la Orden Franciscana y su presencia en América además de temas vegetales, ángeles alados, aves...etc.

En la pequeña ermita del Cristo del Humilladero, de planta cuadrada, llama la atención el curioso retablo del siglo XVI y en la ermita de San Miguel de la Viña, rodeada entre montañas y un bello paisaje, muestra un retablo clasicista del siglo XVII.