RUTA 9 - TORRE DE LA ALMENARA
RECORRIDO POR LOS CASTILLOS

 

La Torre de la Almenara es el monumento más afamado de la villa de Gata.

Perteneciente a la época Medieval, ésta torre que circunda todo el cabezo, está construida en mampostería de granito y posee una anchura que oscila entre 1 y 3 metros.

En el lado noroeste de la edificación se construyó una entrada pequeña en forma de codo: el camino hacia esa puerta serpentea por toda la ladera noroeste; camino que posiblemente estuvo empedrado pero que hoy en día no se conserva.

De las construcciones primitivas del interior del recinto tan sólo restan los cimientos de dos pequeñas construcciones de planta rectangular o cuadrada y de las que se sospecha que fueron zona de caballerizas o servicios. Del originario recinto árabe permanece el muro perimetral y la puerta en codo.

El elemento en mejor estado es la Torre, de planta pentagonal, de unos 20 metros aprox.

Con una división interna de 3 plantas, hoy inexistente. Pertenece a los inicios del siglo XIV.

Presenta una saetera en el muro de poniente y una garita prácticamente derruida.

El propio emplazamiento es el mejor sistema defensivo de la Torre, de acceso difícil y elevado en la atalaya; estaba en comunicación visual con otros puntos de la Sierra como era el Castillo de Santibáñez. Ambos eran posiciones defensivas que dominaban el valle de Árrago y controlaban el antiguo rural desde Descargamaría hasta el límite de provincia (ruta de Dalmacia) empleada durante la Reconquista.

Había en la Almenara pequeños puntos de vigilancia como lo demuestran la presencia de amontonamientos de piedra en algunos pequeños cabezos de alrededor.

Estaba orientada hacia el Valle del río Árrago, controlando los términos de Cadalso, Descargamaría y Robledillo de Gata además de los valles de Torre de Don Miguel y el emplazamiento de Santibáñez en el otro lado del valle.

A partir de siglo XVI se comienza a abandonar y en el siglo XVIII aparece ya como ruina.