RELIEVES >> RELIEVES LITOLÓGICOS 

En esta comarca se pueden encontrar cuatro tipos de relieves litológicos sobre granitos, pizarras y cuarcitas, y arenoso-arcilloso-conglomeráticos, aunque estos últimos so de difícil localización, dimensiones reducidas y tienen presencia esporádica sólo en la cuenca terciaria.

Los relieves modelados por la erosión sobre el Ganito corresponden a asociaciones de formas derivadas y penioriginales debido a la alteración química en profundidad, generando un diaclasado de los putones que proporcionan formas caprichosas típicas de berrocal, pedrizas y lanchares graníticos, con microformas (pilancones, sillas, pedestales, rocas caballeras, setas, etc.) mesoformas ( bolos, dorsos de ballena, losas, etc.) y macroformas (domos o bornhardt, castillos pétreos o tors, colinas, horst tectónicos, crestas y arista).

Estos relieves proceden de modelados dierenciales, consecuentes de una meteorización y erosión selectiva, y aparecen mejor representados en el cuarto Noroeste de la comarca.

El Badland sobre arenas y arcillas, de materiales fácilmente deleznables por la arroyada, se desarrollan donde alternan períodos secos y húmedos, existe una pendiente pronunciada y la vegetación es escasa.
Se observan formas acarcabadas con las típicas chimeneas de hadas.

El relieve dominante en la comarca es el Apalachiense, donde la confluencia de los procesos erosivos y tectónicos son evidentes en la actualidad.

Aparecen siempre que alternen roquedos de distinta resistencia: duros (cuarcita) y blandos (pizarras), actuando la erosión de forma selectiva o diferencial. Está caracterizado por la isoaltitud de las enhiestas cresterías cuarcíticas, separadas por vallonadas pizarreñas o por una densa red de regueros y pequeños valles de la penillanura (originados en el ciclo alpino), con clásicos paisajes de abombamiento o cabezos suaves separados por surcos.

Los Relieves Residuales son formas que destacan en el conjunto fisonómico donde se localizan, y corresponden a terrenos no reducidos por la acción erosiva. Destacan dos tipos: aquellos que coinciden con niveles duros culminantes y aparecen como plataformas estructurales (R.R. de posición).

Sean de posición o resistencia, los relieves residuales quedan adosados o muy próximos al conjunto morfológico del que procedían (plutón granítico de Santibáñez), o pueden formar elevaciones solitarias a modo de isla sobre una llanura generalizada, denominándosse montes isla (Sierra de Dios Padre).

La génesis de estas formas puece ser conjugada por varios procesos: ser debidas a una penillanurización ( poligénicas ); derivar de una pediplanación ( monadnocks); o pedimentación de sabana (inselberg).