Santoral >> San Lorenzo   

     Lo de "poderoso caballero es don dinero" que dijo Quevedo es viejo en la Historia, incluso la de la iglesia. El becerro de oro del tiempo mosaico, los vendedores del Templo con Jesús, el nepotismo, la simonía son faltas graves desacordes con un Reino que no es de este mundo. Pero hay también sonados y múltiples ejemplos de servicio, solidaridad, apoyo a los pobres y necesitados por Santos y menos santos que los aman "como a ti mismo".

Lorenzo, diácono como Sixto II en Roma, joven nacido en la Huesca ya romananizada (210) es testigo de esto. Encargado de la economía, con fondos fabulosos en la mente del Prefecto de Roma, se le juzgó instándole a mostrarlos y entregárselos. Lo que pudo llevar al juicio fue su montón de lisiados harapientos, okupas, etc... que la iglesia atendía. Tales "poderes" supieron a burla y fue martirizado, entre otros tormentos asándolo en una parrilla, simbología admitida por siglos. El santo aragonés dicen que soportó con alegría esta tiranía animando a los verdugos a que le dieran vuelta para lograr asarle bien y comérselo.

Su imagen con dálmatica diaconal con un cáliz lleno de monedas, los Evangelios y cruz procesional y la parrilla, fue plasmada por el arte en varios templos. Felipe II le hizo santo nacional y erigió el Escorial en su honor, con forma de parrilla, obra herreriana que plasma batallas y ganancias junto a lo religioso de ser ganada en el día de San Lorenzo.

Se celebra su Fiesta el 10 de agosto. Murió en Roma, tal día del 258, en una de las persecuciones de Valeriano, que había decapitado en su propio trono a Sixto II. En decadencia y fracaso hay quien culpa a otros con bolsa y vida.

Es celebrada en Hoyos, y San Martín por siglos celebra en tal día la costumbre de comer en el campo, sobre todo los jóvenes y niños.

<< Regresar al listado Santoral    








* No es necesario selecionar los dos datos